lunes, 20 de agosto de 2012

DISCRIMINACIÓN POR ORIENTACIÓN SEXUAL, resistencia desde la sociedad civil

DISCRIMINACIÓN POR ORIENTACIÓN SEXUAL, por Enrique Adar Guadarrama Zea, Maestro en Defensa y Promoción de los Derechos Humanos por la UACM

Los resultados generales de la Encuesta Nacional sobre discriminación en México (ENADIS, 2010)[1] señala que:
“La discriminación por motivos de preferencia sexual, orientación sexual o identidad de género incluye toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en la orientación sexual o la identidad de género que tenga por objeto o por resultado la anulación o la disminución de la igualdad ante la ley o del reconocimiento, goce o ejercicio, en igualdad de condiciones, de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. Este tipo de discriminación generalmente se ve agravada por la discriminación basada en otras causas como el género, la raza, la edad, la religión, la discapacidad, el estado de salud y la condición económica.” 

Resistencia desde la sociedad civil 

La importancia de conocer el contenido y alcance de los derechos humanos, es poder ejercerlos y hacerlos valer ante los órganos competentes. Si bien los principales obligados son las autoridades y los servidores públicos, todos debemos respetar los derechos humanos de las personas independientemente de su orientación sean heterosexuales, lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, travestis.Para las personas con diferente orientación sexual, las decisiones más importantes de la vida, tales como las que se refieren al trabajo, el hogar, el matrimonio o si adoptarán o procrearán hijos, no son tan fáciles por los tabú aún existentes, sobre todo en sociedades como la mexicana donde la religión tiene un gran peso o influencia. Probablemente, les resultará difícil tomar estas decisiones si no cuentan con el apoyo necesario por parte del Estado y la familia, la escuela y la misma sociedad.Debido a que los disidentes sexuales son un segmento de la población que sufre de modo permanente o particularmente una situación de discriminación, desigualdad y/o intolerancia debido a su orientación sexual o identidad de género, no son vulnerables per se o en sí mismas; son vulnerables porque los gobiernos y/o las sociedades las ha puesto en situación de vulnerabilidad debido a prejuicios, discriminación o a la falta de políticas públicas adecuadas que garanticen su igualdad. Reforzamos esta consideración en el Diagnóstico sobre la situación de los derechos humanos en México (OACNUDH, 2003)[2] que menciona como grupos en situación de vulnerabilidad a los siguientes: mujeres, niños, adultos mayores, desplazados internos, refugiados, migrantes, personas con una enfermedad mental, personas con vih/sida, personas con orientación sexual y de identidad de género distinta a la heterosexual.[3]
En la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México se señala que la discriminación por motivos de preferencia sexual, orientación sexual o identidad de género incluye toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que tenga por objeto o por resultado la anulación o la disminución de la igualdad ante la ley o del reconocimiento, goce o ejercicio, en igualdad de condiciones, de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. Este tipo de discriminación generalmente se ve agravada por la discriminación basada en otras causas como el género, la raza, la edad, la religión, la discapacidad, el estado de salud y la condición económica.[4]
En el ámbito internacional se ha reconocido que la discriminación contra la diversidad sexual se refleja, entre otras circunstancias, a través de actos que violentan el derecho a la vida privada; a través de actos de odio (crímenes) o de violencia como las ejecuciones extrajudiciales ya por narcotraficantes, por civiles, quienes levantan a las personas travestis o transexuales y estas desaparecen y posteriormente las encuentran muertas[5], ejecuciones sumarias o arbitrarias que vulneran el derecho a la vida y el de la integridad y la seguridad personal o del acoso en las escuelas o en el lugar de trabajo que afectan la dignidad de las personas. En marzo de 2011, ambas cámaras del Poder Legislativo Federal aprobaron la reforma constitucional en la que se incluye el término de preferencias sexuales, expresamente en el artículo 1.[6]
Por su parte el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon llamó una vez más a todos los países que penalizan a las personas por su orientación sexual o identidad de género a tomar las medidas necesarias para abolir esas leyes y promover el respeto a toda la gente. En un mensaje en la reunión del Consejo de Derechos Humanos sobre violencia y sanciones legales por motivos de orientación sexual celebrada en Ginebra, afirmó que nadie debe ser sujeto de tortura o tratos crueles o degradantes, independientemente de sus preferencias sexuales. “Nadie debe ser procesado por sus ideas o creencias. Nadie debe ser castigado por ejercer su derecho a la libertad de expresión”, apuntó en un discurso pronunciado en su nombre por la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay. Sostuvo que las leyes que penalizan a las personas por su orientación sexual o identidad de género violan el principio de no discriminación. Además, propician violencia, ayudan a legitimar la homofobia y contribuyen a crear un entorno de odio. Finalmente, confió en que las discusiones del Consejo de Derechos Humanos impulsen el diálogo intergubernamental sobre el tema y creen conciencia sobre la necesidad de reformar las leyes discriminatorias.[7]
Un estigma que cargan las personas disidentes sexuales es debido a la idea generalizada de que hay mayor promiscuidad en homosexuales. Sobre esto Bell señala que hay una tendencia en los homosexuales a sostener relaciones con diversos compañeros; no así las lesbianas, que se inclinan más hacia la “fidelidad”. El objetivo al que propenden, tanto los homosexuales y lesbianas, es a una relación amorosa, estable y duradera. De hecho, es una realidad que tanto los hombres homosexuales como las lesbianas, desde su infancia son educados como hombres o como mujeres respectivamente y bien sabemos que, desde una perspectiva de género, la educación para los hombres es más permisiva y les permite socialmente tener más parejas y en cambio a la mujer se le educa más en cuanto a la fidelidad y la exclusividad[8].
La discriminación, como una violación a los derechos humanos es para algunos homosexuales, lesbianas, bisexuales, transgéneros, transexuales e intersexuales una constante, sobre todo en el proceso de asumir su propia identidad sexual, lo cual puede resultarles verdaderamente difícil, aunque para otros no. A menudo, cuando se dan cuenta por primera vez que su orientación sexual es distinta a la heterosexual, se sienten atemorizados, diferentes o solos, por el rechazo familiar y social, por los amigos, colegas de trabajo e instituciones religiosas.
La discriminación es aún más patente cuando las personas reconocen su orientación sexual durante su infancia o su adolescencia. Los niños y adolescentes son los más vulnerables, pues, según su conformación familiar y su entorno físico, tendrán acaso que luchar contra los prejuicios, estereotipos y la desinformación respecto a las diferentes opciones sexuales.
La vulnerabilidad fracciona y, por lo tanto, anula el conjunto de garantías y libertades fundamentales, de tal forma que las personas, grupos y comunidades de homosexuales y otras orientaciones sexuales en esta situación tienen derechos únicamente a nivel formal, ya que en los hechos no se dan las condiciones necesarias para su ejercicio.
Esta circunstancia viola los derechos de los miembros más débiles de la sociedad y los margina. Las causas son la ignorancia respecto a la sexualidad y su diversidad, la falta de educación para la sexualidad, el respeto a lo diferente, el reconocimiento del otro, razón por la cual el Estado capitalista tiene la responsabilidad de proteger a estas personas, quienes frecuentemente desconocen cuáles son sus derechos, ignoran los medios para hacerlos valer y carecen de los recursos necesarios y medios institucionales, por lo que se creó  una fiscalía especial para crímenes y delitos por homofobia, que indaga e investiga este tipo de homicidios no esclarecidos y con la finalidad de procesar a sus autores, fue en febrero de 2010, que entró en funciones la Agencia Especializada en Investigación del Delito de Homicidio Doloso en Agravio de Mujeres y Personas con Orientación o Preferencia Sexual por Identidad o Expresión de Género, la cual sólo estaría vinculada a los homicidios, pero otro tipo de delitos quedarían sin atenderse por lo que posteriormente se creó también la Unidad Especializada para la Atención a Usuarios de la Comunidad  LGBTTTI de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) es la Agencia 5 en la delegación Cuauhtémoc[9]. Pero que además cuente con elementos para sancionarlos, que garantice una adecuada supervisión de los funcionarios encargados de adoptar medidas de reacción e investigación frente a dichos injustos penales, examine la posibilidad de establecer unidades especiales que se ocupen de los delitos de violencia contra disidentes sexuales, y ofrecer así resultados tangibles a la sociedad mexicana y a la comunidad internacional. También debe contemplar el apoyo psicológico y las indemnizaciones a las víctimas, y sobre todo que esté integrada por personas con un alto perfil moral y mantenga enlace con los defensores de derechos humanos, para acudir ante los sistemas de justicia.
Algunos homosexuales cuando exponen o se descubre su orientación sexual frecuentemente son despedidos del empleo o son hostigados y expulsados de la escuela. Una clara descripción de la discriminación de las personas homosexuales la realizó Carlos Bonfil, quien menciona en su conferencia magistral Homofobia y sociedad  que:
Entre el recelo de la izquierda y la condena implacable de los grupos conservadores, el homosexual vive hoy al margen de la vida cívica con todo tipo de obligaciones y un número mínimo de derechos. Es el contribuyente al que nada se le retribuye, aquél que jamás podrá exigir el reconocimiento civil de su pareja, el que tendrá nulo poder de negociación en los litigios de sucesión frente a los familiares de su amante, así haya vivido a lado suyo veinte o treinta años, la persona con una existencia jurídica tan precaria que jamás podrá quedar totalmente al abrigo de linchamientos morales y físicos.[10]
Es sobresaliente también que en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, mencionó lo siguiente:
“Bueno, pues aún con todo este desbarajuste que están haciendo los neoliberalistas, hay mexicanos y mexicanas que se organizan y hacen lucha de resistencia.”
“Y hay homosexuales, lesbianas, transexuales y muchos modos, que no se conforman con que los burlen, y los desprecian, y los maltratan, y hasta los matan porque tienen otro modo que es diferente, y los tratan de anormales o delincuentes, sino que hacen sus organizaciones para defender su derecho a la diferencia”[11]

[1] Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis 2010) Resultados generales, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, primera edición, México, 2011, p.45
[2] Glosario de términos básicos sobre derechos humanos, Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal/Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México/Comisión Estatal de Derechos Humanos, Querétaro/Comisión Estatal de Derechos Humanos, Sinaloa/Comisión Estatal de Derechos Humanos, San Luis Potosí/Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero y Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, (México, D.F., 2006), pp. 149.
[3] OACNUDH, Diagnóstico sobre la situación de los derechos humanos en México, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, OACNUDH (2003) pp. 161-189.
[4] Encuesta Nacional sobre Discriminación en México. Enadis 2010,  resultados generales, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación © 2011, primera edición. En http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/ENADIS-2010-RG-SemiAccs-02.pdf consultada el día 08/08/2011
[5] Apatzingán, Michoacán, 8 de enero del 2011, En calidad de desconocido fue encontrado el cuerpo de un trans, en una vivienda en construcción en la colonia Lázaro Cárdenas. Fue ejecutado por 8 balazos.  http://www.lapoliciaca.com/nota-roja/ejecutan-a-homosexual/
[6] Ibídem.
[7] Centro de Noticias ONU, Servicio de noticias de las Naciones Unidas. Ban reitera llamado a poner fin a leyes discriminatorias por preferencias sexuales 17 de septiembre, 2010  en http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=19223&criteria1=sexu consultado el día 08/08/2011.
[8] Álvarez-Gayou Jurgenson, Op. Cit. pp. 18-19.

[9] Mujer transexual encabeza Ministerio Público en Zona Rosa, consultada el 12 de diciembre de 2011, en la página http://www.notiese.org/notiese.php?ctn_id=4585
[10] Sánchez Camacho David (Comp.) Memoria del 1er Foro de Diversidad Sexual y Derechos Humanos (orientación sexual y expresión genérica) nueva generación editores, (México, 1999) p. 33.
[11] Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Sexta Declaración de la Selva Lacandona, Ejército Zapatista de Liberación Nacional, Testimonios y Documentos, (   bMéxico, 2005) pp. 20-21.

4 comentarios:

  1. Pues esta informacion me sirve para la tarea de la escuela

    ResponderEliminar
  2. esta informacion es muy buena grasias

    ResponderEliminar
  3. Me sirve de mucho para la tarea

    ResponderEliminar